Deliciosa Obsesión II

Ella volvió esta semana. Lo supe porque mi apartamento olía a kiwi, las persianas estaban movidas y mis papeles corridos. Lo supe porque, aunque las cosas estaban igual a como las dejé antes de salir, el ambiente se sentía más fresco. Como cada ambiente que Ella llena. Ya sé que viene todos los días y…