Cinco.

Ufff… Cinco años ya. A veces me parece que te fuiste ayer; otras veces te siento tan lejos, que siento que ese 30 de mayo dista una eternidad con el hoy. No es que te necesite todo el tiempo a mi lado… Sí; tal vez tuve que crecer muy rápido y sea por eso que…

Y así llegó Abril

Oscurecía despacio. Ella escribía para matar el tiempo. Observaba las calles; sonreía de vez en cuando por cortesía. Había una molesta música de fondo que ella no soportaba.  Mientras el tiempo pasaba, Él estaba en su cabeza, y, de cierto modo, en su cuerpo… Recordarlo producía en Ella sensaciones extravagantes que la desesperaban y la…