La culpa es suya

“¿Es esto lo que está buscando?”, me preguntó, con mi frasco de pastillas en la mano. Yo estaba buscando eso y algo más. Con el cajón abierto y la alcoba desordenada, y el susurro repetitivo en la boca –“sé que están por aquí; yo las dejé por aquí…”-, buscaba más que un frasco de pastillas….