Uno

-Cuídate mucho-. Fue lo último que me dijo cuando me bajé del carro y cerré la puerta. No miré hacia atrás. Seguramente él tampoco lo hizo. Mientras yo empezaba a bajar por toda la 10, sentía que su carro se perdía entre los demás, rumbo hacia el Sur, por esas calles que yo bien reconocía.... Seguir leyendo →

Anuncios

1102

El ascensor subió once pisos y a mí me parecieron una eternidad. Sabía que ya estaba esperándome, que no tenía que timbrar; que estaba quizás detrás de la puerta listo para abrirme cuando yo llegara.Entré al apartamento, despacio y en silencio. No se necesitaban palabras. Me abrazó, y sentí su olor. Pasé mis dedos por... Seguir leyendo →

Querido diario

No me acostumbro. Pensé que, después de tanto tiempo, las cosas iban a cambiar un poco. Que iba a ver más allá; que le iba a importar un poco siquiera. Seguramente se levantó como todos los días, se bañó, se vistió, y se fue para la universidad. Un montón de cosas llenaron su cabeza; que... Seguir leyendo →

WordPress.com.

Subir ↑