Correspondencia de Marzo

El cielo se puso gris y de repente me dieron ganas de abrazarte. Tan fuerte, tan fuerte, que desapareciera el mundo… Tan fuerte, tan fuerte, que sólo estuviéramos nosotros. Me puse a pensar en los domingos, cuando íbamos juntos a comprar el periódico y nos quedábamos por la tarde leyéndolo juntos. A mí no me…