De los amores de la vida

Alguien que quiero mucho me dijo un día: “la vida es una sala de espera. Y, mientras espero, vivo”. Siempre pensé que tenía razón. Esa frase tan simple me asombró, me abrió los ojos; me dio una perspectiva completamente distinta de las cosas. Luego pensé que tal vez no fue la frase sino quien me…