Sus manos

Las miro gesticular y me las sé de memoria. Cada lunar, cada marca, cada uña. Las observo, juntándose, entrelazando los dedos. Explicando tamaños y cantidades, acompañando la conversación. Acariciando el antebrazo, señalando, atrayendo, haciendo aspavientos cuando hay chiste... rascando, tocando, abriendo, cerrando. Me distraigo con sus manos. Las miro subir, bajar, hacer círculos. Las siento... Seguir leyendo →

Anuncios

Congratulations, you have a new match!

No sé por qué descargué la aplicación. Tenía bastante curiosidad, quería saber cómo era el maní. Nunca esperé, sin embargo, encontrar nada. De hecho todo el tiempo tuve un poquito de vergüenza… ¿Qué iba a pensar la gente de mí? Tinder, a simple vista, me parecía una cosa novedosa en medio de lo ridículo; algo... Seguir leyendo →

Salas de Espera

Las salas de espera son ese punto muerto en el que todo se encuentra: la ansiedad, el dolor, el miedo, la incertidumbre. Sobre todo la maldita incertidumbre. Y, mientras tanto, la vida pasa. La gente pasa, los momentos pasan. Mientras tanto, espero, en una silla, acompañada de unos cuantos desconocidos que también esperan. Me uno... Seguir leyendo →

Los libros no se prestan

Cuando tenía doce años, mi tío llegó a mi casa con una caja llena de libros. Era una colección de veinticuatro clásicos, cada uno de distinto color, pero con el lomo enumerado. Nunca le pregunté de dónde la había sacado, o si ya los había leído todos; lo que hice, en cambio, fue abrazar la... Seguir leyendo →

De los amores de la vida

Alguien que quiero mucho me dijo un día: “la vida es una sala de espera. Y, mientras espero, vivo”. Siempre pensé que tenía razón. Esa frase tan simple me asombró, me abrió los ojos; me dio una perspectiva completamente distinta de las cosas. Luego pensé que tal vez no fue la frase sino quien me... Seguir leyendo →

Perseidas

El plan original era ir a ver una lluvia de meteoros. Algo así me dijo... Que quería pegar pa'l monte, que allá era más despejado, sin las luces invasivas de la ciudad, con la posibilidad de ver las estrellas más claramente y de lanzar al cielo un montón de deseos que quería pedir... "Como que... Seguir leyendo →

Incapacidad

Es muy extraño ver cómo la fragilidad aumenta al crecer, cuando parece ser al contrario. En el carácter hay más cosas que nos duelen y que nos golpean más duro… Y en el cuerpo, por ejemplo, una simple caída provoca la sensación de haber comprometido alguna extremidad atrofiándola, evitando que funcione con la misma agilidad... Seguir leyendo →

Spoiler Alert

¿Quieres saber cómo termina? Termina con una niña llorando. Termina con un corazón roto porque no la quisieron tanto como ella quiso; porque en la película fue una actriz secundaria que siempre estuvo detrás de los protagonistas. Pensando, queriendo, deseando, fantaseando. Así termina.

Correspondencia de Marzo

El cielo se puso gris y de repente me dieron ganas de abrazarte. Tan fuerte, tan fuerte, que desapareciera el mundo… Tan fuerte, tan fuerte, que sólo estuviéramos nosotros. Me puse a pensar en los domingos, cuando íbamos juntos a comprar el periódico y nos quedábamos por la tarde leyéndolo juntos. A mí no me... Seguir leyendo →

WordPress.com.

Subir ↑